miércoles, 17 de octubre de 2012

La tienda de la verdad


Un hombre, paseaba por las pequeñas calles de una ciudad, y como tenia tiempo, se iba deteniendo delante de algunos escaparates. 
Al torcer una esquina, se encontró de pronto frente a un modesto local cuya marquesina estaba en blanco. Intrigado, se acercó al escaparate y arrimó la cara al cristal para poder mirar dentro. En el interior solo se veía un cartel que decía: "Tienda de la verdad".

El hombre estaba sorprendido. Pensó que era de fantasía, pero no pudo imaginar qué vendían, y entró. 
Se acerco a la dependienta que estaba detrás del primer mostrador y le preguntó:


sábado, 6 de octubre de 2012

¿Cómo va a ser tu día hoy?

Esta mañana desperté emocionada 

con todas las cosas que tengo que hacer 
antes que el reloj sonara. 

Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante. 
Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener. 

Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso 
o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas.